Jesús te pregunta:

“¿Qué quieres que haga por ti estos días?”

“Mira que estoy a la puerta y llamo;

si escuchas mi voz y abres la puerta, entraré y cenaré contigo” (Ap 3,20).


La casa de Espiritualidad de la diócesis de Segovia está abierta especialmente para ti. Sí, sí…para ti que visitas nuestra web; bien, por que andas en búsqueda de algún sitio de este estilo, bien porque andas… simplemente navegando por la Red.

¿En qué consista la casa de Espiritualidad San Frutos? Es un lugar de encuentro contigo mismo y con el Padre, donde puedes sentir su presencia tanto a nivel individual como grupal, desde tu parroquia, colegio o comunidad. O bien, desde las experiencias de oración, retiros o ejercicios espirituales. Más aún, es un lugar para:

  • Los que necesitan pararse a sentir, reflexionar, orar, encontrar paz…
  • Aquellos que desean percibir la acción de Dios en su vida y encontrarle en todas las cosas.
  • Aquellos que creen que Dios se puede comunicar con nosotros y desean buscarle en el silencio de un fin de semana de retiro o de una convivencia con sus hermanos.
  • Los que desean buscar y encontrar la voluntad de Dios en sus vidas.
  • Los que están dispuestos a entrar con gran ánimo y generosidad en la experiencia.

 

10313706_823135031044342_7579254337814617623_n

Jesus asks you:

“What do you want me to do for you these days?”

“Behold, I stand at the door and knock; if you hear my voice and open the door, I will come in and eat with you” (Ap 3,20).


The House of Spirituality of the diocese of Segovia is open especially for you. It is a meeting with yourself and with the Father, where you can feel his presence both individually and in groups, from your parish, school or community. Or, from those experiences of prayer, retreats and spiritual exercises. Moreover, it is a place for:

  • Those who need to stop and feel, reflect, pray, find peace …
  • Those who wish to perceive the action of God in your life and find him in all things. Those who believe that God can communicate with us and wish to seek the tranquility of a weekend retreat or a gathering with his brothers.
  • Those who wish to seek and find the will of God in their lives.

Those who are willing to enter with great courage and generosity in experience.


Las cosas claras, Dios, las cosas claras.

¿Acaso te pedí que me nacieras,
que de dos voluntades verdaderas,
de barro y llanto, Dios, me levantaras?

¿Acaso te pedí que me dejaras
en mitad de la calle -en las aceras
se apiñaba la vida- y que te fueras:
y que con tu desdén me atropellaras?

Palabra que no sé por lo que peco.
Palabra que procuro, mas en vano,
llenar tu hueco, rellenar mi hueco.

Pero soy nada más Carlos murciano.
Ni hombre ni nada, Dios, solo un muñeco
que se mueve en la palma de tu mano.

Autor: Carlos Murciano

3e412ca9d6bcf916af41a2ec0ac6c0f1